Amores de verano, disfruta a tope de tu ligue

El verano es la mejor época del año para conquistar y ligar. El calor, las emociones y que en esta estación todos somos más valientes y atrevidos, hacen que vivamos un amor de verano, que ya sabemos que terminará cuando se acaben las vacaciones.

Si este verano estás en la soltería, aprovecha y encuentra a alguien para divertirte, eso sí, deja los miedo en casa y vístete de alegría y sonrisas. En verano es fácil ligar, en la playa, los chiringuitos, el cine, las fiestas, son puntos para conocer tu media naranja.

Lo fundamental es comenzar por tomar conciencia acerca de lo que quieres y que tipo de relación quieres vivir y el compromiso que quieras enfrentar. Por lo que debes estar claro si sólo quieres un amor de verano pasajero, o enamorarte de verdad.

Ten en cuenta, que muchas veces los fracasos en la relación no es culpa de la otra persona. A veces sientes miedo, no sabes lo que quieres, o tu forma de ser no le agrada a la persona con la que estás saliendo.

Por estas razones, es que en verano te plantees si quieres un ligue, si es así, perfecto, vive la vida, pero si quieres algo más serio, debes ser sincero y saber que puede salir mal o puede salir bien.

Lo que si es cierto, es que un amor de verano no se olvida fácilmente, luego te reirás de tus aventuras. Lo importante es que vivas el estivo sin preocupaciones y con ganas de enamorarte.


Conquista al chico que te gusta

Aquí van unos consejos para que conquistes al chico que te guste.

Sé consciente de que si quieres algo has de esforzarte. El amor es un trabajo.

Generaremos más deseo en el otro cuanto más activas seamos.

Cuida tu imagen, es fundamental para seducir.

Presta mucha atención a todo aquello que te cuente el chico que te gusta. Demuestra interés por lo que dice.

No cuentes nunca experiencias sexuales anteriores al hombre al que estás intentando conquistar. Es tirar piedras contra el propio tejado. Este tipo de historias suelen alejar al hombre de ti. Sé discreta.

Tras una primera relación sexual muchas mujeres tienden a contar muchas cosas personales. No lo hagas. Ese primer contacto no implica que el otro tenga que saberlo todo, todo y todo sobre ti.

No todos los hombres son iguales. Por eso no compares tu nueva conquista con relaciones anteriores. Si lo haces, probablemente te equivoques en la interpretación de la historia y acabes con malentendidos que a veces son difíciles de manejar y aclarar.

No suele ser buen comienzo para una relación acostarse en la primera cita. En muchas ocasiones, la mujer pierde interés para un hombre una vez que se ha establecido la relación sexual. Es aconsejable establecer una relación antes de pasar a la intimidad.

¡Suerte en tu conquista!

flirting


¡Qué hacer y qué evitar en tu primera cita!

Debes evitar:

Hablar de tus ex. Aunque sientas la curiosidad de saber que relaciones ha tenido él y como le han ido, en las primeras citas es mejor evitar hablar el tema.

No debes darte por vencida. Puede que la primera Pareja en la plaza del Carmencita no haya sido especial ni que hayan saltado chispas, date un tiempo para ver si las cosas mejoran sino deja de intentarlo.

Olvida el móvil: Durante vuestra primera cita nada de mensajes, Whatsapp, Facebook etc… céntrate en tu pareja.

Qué debes hacer:

No te dejes guiar por tus perjuicios si en la primera cita no tenéis muchas cosas en común, las parejas muy similares pueden acabar siendo muy aburridas. Considera a los que, a priori, no son afines a ti.

No vayas predispuesta a disfrutar de la mejor velada de tu vida, déjate llevar, se tú misma y disfruta el momento.

¿Sexo en la primera cita? Si los dos estáis de acuerdo ¿dónde está el problema?

Infringe tus propias normas. Es mas joven que tu, más bajito, no es tu prototipo… si él merece la pena sáltate tu propias normas.
BEFORE SUNRISE
Préstale atención cuando te habla, y fíjate si él hace lo mismo, si le gustas querrá saber tu opinión sobre cine, música, política… Se mostrará interesado en todo lo que se refiere a tu mundo.

Hazle saber que quieres volverle a ver. Escríbele o llámale con cualquier excusa, o díselo directamente